Debido a su estructura multidireccional y elástica, la lana de roca frena el movimiento de las partículas de aire y disipa la energía sonora, empleándose como acondicionador acústico para evitar reverberaciones y ecos excesivos. Asimismo se emplea como absorbente acústico en sistemas constructivos de "masa-muelle-masa" donde funcione el principio de elasticidad de la lana de roca.

  • Material Aislante: Único aislante térmico que proporciona una ganancia de aislamiento acústico permitiendo reducciones del nivel sonoro de hasta 70 decibelios, impidiendo la transmisión de los ruidos aéreos y de impacto aportando un gran confort acústico y mejorando el aislamiento acústico de soluciones constructivas.
  • Material Absorbente: Gran capacidad de absorción del sonido reduciendo el eco de las salas, reduciendo la contaminación sonora y evitando problemas auditivos a futuro. La lana de roca es el único aislante con triple función por sus propiedades térmicas, acústicas e ignifuga, capaz de absorber la humedad, e